FISIOTERAPIA EN ALBACETE PARA SUELO PÉLVICO

FISIOTERAPIA EN ALBACETE

PARA SUELO PÉLVICO

 

La fisioterapia en Albacete para suelo pélvico ha avanzado a pasos agigantados en el tratamiento de las «disfunciones del suelo pélvico», término que hace referencia a varias condiciones clínicas que incluyen INCONTINENCIA URINARIA Y FECAL, PROLAPSO DE ÓRGANOS PÉLVICOS (prolapso de vejiga, prolapso de útero, prolapso de recto,..), ALTERACIONES EN EL VACIADO DEL APARATO URINARIO, DISFUNCIÓN DEFECATORIA, DISFUNCIONES SEXUALES Y SÍNDROME DE DOLOR CRÓNICO PÉLVICO.

 

Dibujo

 

INCONTINENCIA URINARIA Y PROLAPSO

A grandes rasgos, la INCONTINENCIA URINARIA es la pérdida involuntaria de orina a través de la uretra durante un esfuerzo o ejercicio,como la tos o el estornudo que corresponde a  la INCONTINENCIA URINARIA DE ESFUERZO, o la pérdida involuntaria de orina acompañada o inmediatamente precedida de irgencia, que correspone con INCONTINENCIA URINARIA DE URGENCIA. También pueden existir ambas al mismo tiempo, conocida como INCONTINENCIA URINARIA MIXTA. Referido al PROLAPSO, éste es un descenso de los órganos pélvicos respecto a su posición anatómica original a través del conducto vaginal. En este caso, el motivo de por el que la paciente acude a nuestra consulta es variable: SENSACIÓN DE PÉRDIDA DE ÓRGANO GENITAL, PESADEZ O BULTO EN LA ZONA GENITAL Y/O PÉLVICA, DOLOR DURANTE O DESPUÉS DE LAS RELACIONES SEXUALES, DOLOR LUMBAR, PÚBICO O SUPRAPÚBICO, SENSACIÓN DE PESADEZ VAGINAL AL CAMINAR, DOLOR PERINEAL,….

 

PARTO VAGINAL, PESO ELEVADO RECIÉN NACIDO, ESTREÑIMIENTO,..ENTRE OTROS COMO FACTORES DE RIESGO

El principal factor de riesgo para que se produzca un prolapso es el PARTO VAGINAL, aumentando el riesgo que se utilice instrumental durante el parto, el peso elevado del recién nacido, y prolongada fase de expulsivo, lo que suma para que aumente la posibilidad de desgarro de los músculos elevadores, y por tanto, la pérdida de función de soporte de los órganos, así como la posible denervación parcial de los músculos del suelo pélvico, con su conscuente disminución de la fuerza muscular. Otro factor importante de riesgo es la PRESIÓN INTRAABDOMINAL CRÓNICAMENTE ELEVADA, ya sea, por obesidad, neumopatías crónicas, tabaquismo, ESTREÑIMIENTO CRÓNICO y los esfuerzos laborales o de ejercicio físico. Estos aumentos de presión intraabdominal inadecuadamente gestionados, en su elevado porcentaje unido a una POSTURA INADECUADA, donde nuestro eje del esqueleto axial está alterado, hacen que se perpetúen los factores de aparición o empeoramiento de los prolapsos o disfunción del suelo pélvico. Por otro lado, cambios hormonales (menopausia) influyen sobre el estado de los tejidos de sostén, favoreciendo la aparición de disfunción (incontinencias), y/o dolor.

 

FISIOTERAPIA EN EL TRATAMIENTO DEL SUELO PÉLVICO: POSPARTO, POSCIRUGÍA..

Desde la fisioterapia, vamos a utilizar técnicas manuales, instrumentales, de entrenamiento con ejercicios y técnicas de entrenamiento en domicilio, que han demostrado ser eficaces para el abordaje de estas patologías. Previamente, es indispensable una completa recogida de datos y exploración física, la cual está en constante reevaluación, y a partir de la cual diseñamos un tratamiento fisioterápico INDIVIDUALIZADO según cada caso.

Antes de comenzar el tratamiento de fisioterapia, es primordial, CONCIENCIAR AL PACIENTE EN EL PROBLEMA Y LA EDUCACIÓN TERAPÉUTICA en este mismo: reparto y/o gestión de presiones abdominales relacionadas con esfuerzos, anatomía y fisiología del suelo pélvico, alteraciones posturales que influyen en el suelo pélvico y/o su patología, alteración del control motor de la musculatura abdominal, lumbo-pélvica o del suelo pélvico,….

Resultará determinante en el proceso de mejoría que hagamos comprender al/la paciente la necesidad de su papel activo durante la sesión de tratamiento, y entre las sesiones de tratamiento (ejercicio en casa), ya que a parte de las técnicas manuales en el diafragma, en el abdomen, en la pelvis, o suelo pélvico que va realizando el fisioterapeuta, va a ser crucial el trabajo del CONTROL MOTOR tanto lumbopélvico como abdominal y de la muscultura del suelo pélvico, como el trabajo de técnicas respiratorias y POSTURALES en la disminución/mejora de la sintomatología, las cuales va guiando durante la sesión el fisioterapeuta, y va avanzando, según la clínica del paciente, hacia la mayor autonomía del mismo.

FISIOTERAPIA Y SUELO PÉLVICO

Consulta al fisioterapeuta cualquier síntoma (escapes de pis (hombres y mujeres), dolor durante las relaciones, dolor/escozor en cicatriz de episiotomía,…) paralelamente a cualquier temor o tabú comprensible que puedas tener por exponerle tu problema al profesional o al pronóstico el mismo y, en cuanto lo percibas y de forma preventiva (posparto, poscirugía). En ocasiones nos encontramos en consulta con mujeres que han dado a luz hace varios meses o incluso más del año, con problemas de suelo pélvico que limitan en gran medida su vida diaria, pero que por razones circunstanciales al posparto (período de baja paternidad/maternidad deficiente, dificultad de conciliación vida laboral/familiar, depresión posparto, escaso apoyo de la pareja en la crianza, cólicos del lactante,…) no acuden a valorarse hasta pasados incluso años, aspecto que puede ser contraproducente.

Los profesionales formados y con experiencia clínica en este área, sabemos que CUANTO ANTES SE EMPIECE EL TRATAMIENTO MEJOR PRONÓSTICO TIENE, y menor número de secuelas sufrirá el suelo pélvico femenino. No dudes en consultar lo antes posible tu problema.

 

Fisioterapia Albacete María José Corrales.Teléfono 634523121

2018-11-14T11:23:32+00:00