FISIOTERAPIA, SECUELAS POSTPARTO Y SUELO PÉLVICO

Con más frecuencia de la que pensamos, en nuestra clínica de fisioterapia nos encontramos con mujeres que acuden para tratamiento por alguna dolencia,y acaban compartiendo los problemas de suelo pélvico que sufren, muchas veces desde una actitud de minimizar los síntomas, el dolor y disfunción que esto está teniendo en su vida diaria. Hablando con la paciente, vemos que son secuelas postparto que no han tenido tratamiento, tales como incontinencia de orina, fecal o gases, dispareunias (dolor durante la penetración), prolapsos genitales (caída de órganos pélvicos, como por ejemplo, la vejiga), diástasis abdominal, dolor pélvico crónico,..

Vemos como la mujer convive con síntomas y signos de problemas en el suelo pélvico diariamente, quizá por una mezcla de circunstancias: falta de información, falta de tiempo tras dar a luz, atención sanitaria deficiente al postparto inmediato y postparto tardío, no hay recuperación postparto del suelo pélvico y la musculatura abdominal o es incompleta,…

EMBARAZO Y SUELO PÉLVICO

Sabemos que el denominado ´suelo pélvico´ es como nos referimos al conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierran la pelvis en su parte inferior, y cuyas funciones son vitales: sostener los órganos dentro de la pelvis (útero, vejiga y recto), mantener la competencia del esfínter uretral y anal (evitar los escapes de orina, gases y/o heces) y tiene un papel muy importante en la sexualidad, ya que esta musculatura tapiza las paredes vaginales.

Dentro de los posibles *factores que influyen en que disminuya la fuerza muscular del periné * encontramos determinadas prácticas deportivas de gran impacto (correr, saltar, abdominales clásicas), la obesidad, el tabaquismo,..y no menos importante, los cambios que se producen durante el embarazo (en el suelo pélvico, en el aumento de peso -bebé, placenta, líquido amniótico, peso de la madre,.., cambios hormonales que favorecen cambios en la elasticidad de la musculatura y los ligamentos de la pelvis), el parto y la menopausia.

 

EJERCICIO FÍSICO EMBARAZO PARTO POSTPARTO FISIOTERAPIA ALBACETE

 

¿CÓMO PREVENIR LOS PROBLEMAS DE SUELO PÉLVICO DURANTE EL EMBARAZO, EL PARTO Y EL POSTPARTO?

Durante el embarazo, el tono muscular perineal de base, que es la contracción mínima permanente de la musculatura del suelo pélvico al margen de cualquier acción voluntaria, varía sensiblemente en función de varios parámetros, pero uno de los más influyentes, es el aumento de peso durante el embarazo, por varias razones, que a su vez, supone un cambio de la postura de la embarazada: cambios en la forma de trabajar de su musculatura abdominal, de su pelvis, posición de su tronco,..influyendo en que su periné disminuya este tono muscular de base (pérdida de fuerza muscular y fatiga muscular).

Como se ha comentado antes, se añaden los cambios hormonales que comienzan desde el momento de la fecundación. El aumento de estrógenos y progesterona, además de ser la responsable de los cambios morfológicos en la gestante, también es la encargada de la relajación de la musculatura lisa (o involuntaria) y estriada (o voluntaria); esta musculatura involuntaria, la encontramos en diferentes regiones corporales,como son: el interior de los órganos viscerales, de los vasos sanguíneos (favoreciendo con su contracción el retorno venoso), y también en el interior del aparato reproductor y excretor.

Una de las alteraciones más comunes en la embarazada es la incontinencia urinaria de esfuerzo, la cual es muy elevada entre la población, estimándose alrededor del 40%, según diferentes estudios. Se asocian dos factores clave muy importantes para que aparezca la incontinencia de orina durante el embarazo: el aumento de peso y la disminución del tono de la musculatura uretral.

Se ha demostrado, que realizando EJERCICIO FÍSICO DURANTE EL EMBARAZO, tanto a nivel global como específico de la musculatura del suelo pélvico, la incontinencia de orina NO TIENE POR QUÉ APARECER, ni durante el embarazo ni en la recuperación posparto. O sea, que NO ES NORMAL que una embarazada tenga pérdidas de orina, así como cualquier mujer en otra etapa de su vida.

A su vez, hay otras técnicas para preparar y cuidar la musculatura del suelo pélvico para el día del parto, como lo es el masaje perineal, y de ésta manera tan sencilla, mejorar la elasticidad de los tejidos y la respuesta muscular a la contracción durante la dilatación, y reducir hasta en un 30% la posibilidad de sufrir el tan doloroso desgarro perineal, y sus consecuencias (incontinencia de orina, fecal, dolor en las relaciones sexuales,…).

Sumado a la pérdida de fuerza muscular que aparece, también puede darse la hiperactivación de algunas fibras musculares de ciertos músculos del suelo pélvico que soportan más tensión y más peso de lo normal (bebé, placenta,..). Esto generaría, además de dolor en el periné por activación de puntos gatillo musculares dolorosos, una disminución de la cantidad de aporte sanguíneo a los músculos del periné, disminuyendo pues el aporte de oxígeno a la región del introito vaginal y vulvar, observándose en muchas ocasiones, ese aspecto cianótico e inflamado de la vulva en la fase final del embarazo.

Viene a la cabeza una metáfora para comprender los cambios que a nivel musculoesquelético se producen durante el embarazo, los cuales influyen y determinan la salud del suelo pélvico. Esto es importante porque muchas veces, cuando valoramos a una mujer embarazada y constatamos algún dolor en la musculatura del suelo pélvico, las mujeres suelen quedarse boquiabiertas, ¡No se lo creen!, o por qué tendrían que revisar su suelo pélvico tras dar a luz mediante cesárea, si su bebé no ha salido por vía vaginal creen que no ha debido haber ningún problema en su suelo pélvico,..Y lo que les decimos es: ‘imagínate que un día te cuelgan una mochila vacía en la espalda, y todas las semanas van añadiendo un poquito de peso, con la complicación de que no te la puedes quitar en ningún caso. Después de nueve meses cargándola, ¿como crees que estaría tu espalda? ¿crees que solo se habría adaptado tu espalda a estos cambios?´ ¡¡Así se ve más claro!!.

 

 

CAMBIOS EN EL SUELO PÉLVICO DURANTE EL EMBARAZO

PREPARACIÓN AL PARTO

La preparación al parto es muy importante realizarla de manera adecuada, ya que es decisiva a hora de mantener en condiciones óptimas la musculatura del suelo pélvico, en concreto, y en general, de todo el cuerpo, pero también ayuda a afrontar físicamente mucho mejor el parto: mayor resistencia, mayor flexibilidad, mejor afrontamiento del dolor, poner en práctica las posturas de ‘parir en movimiento’ para mejorar la dilatación y el expulsivo.., y marca una diferencia en una rápida y mejor recuperación posparto.

Cuando las estructuras musculares, ligamentosas,..están en mejores condiciones, y además la mujer conoce su pelvis, y qué hacer para facilitar la salida y descenso del bebé por el canal del parto, y conoce posturas para afrontar las contracciones más intensas y dolorosas («parir en movimiento»), hace que la fase de dilatación sea menor, de manera que las estructuras de están dentro de la pelvis, como los nervios, vasos sanguíneos, órganos pélvicos,..se vean comprometidas a una tensión máxima (cabeza del bebé y su salida) durante mucho menos tiempo, y esto es crucial.

PARTO

El parto se podría decir que es el momento más crítico para el suelo pélvico. El expulsivo es la fase en la que más se distiende la musculatura del periné, por ello es de gran ayuda haber realizado los masajes perineales y tener buen control muscular perineal y abdominal, para ayudar a que el expulsivo sea lento y controlado y así se reduzca el riesgo de tener un desgarro perineal y un parto instrumentado.

En cuanto a la POSTURA DEL PARTO también influye y mucho en el estado del periné. La postura de litotomía (postura ginecológica) hace que los huesos que forman la pelvis tengan menos libertad de movimiento y que el estrecho inferior este más limitado en la apertura.

Existen OTRAS POSTURAS como tumbada de lado, de cuclillas o a cuatro patas apoyada sobre el respaldo de la cama, en las que sucede todo lo contrario: el estrecho inferior aumenta su tamaño facilitando la salida del bebé y provocando menos daños al suelo pélvico. Esto se aprende a través del conocimiento de las posturas para parir en movimiento, y es una herramienta indispensable en un parto. Saber que hay muchas posturas, que no todo es boca arriba y que no hay ningún estudio que apoye que es beneficioso para la madre o para el bebé parir tumbada boca arriba, le aporta mucha libertad a la hora de escoger la postura que a la mujer más comodidad le aporte, más control del dolor, y tranquilidad durante el parto, al tener herramientas propias con las que afrontar un momento tan doloroso y a no perder el control (dejar de respirar o respirar muy poco).

POSTPARTO

Una de las afirmaciones en las que no debemos caer es que en el postparto: «el cuerpo vuelve a su estado original sin más».

El suelo pélvico y/o la musculatura abdominal no recuperados, deriva en una peor calidad de vida,así como limitación de las actividades normales que la mujer realizaba. El dolor de espalda, dolor durante las relaciones sexuales, incontinencia de orina o gases, el descenso o la caída de órganos pélvicos (vejiga, vagina, recto,..) son alteraciones de la salud que se ven con frecuencia tras el parto, ya sea de forma inmediata o tardía.

En muchas ocasiones, estos problemas NO SON VISIBLES, pasan desapercibidos, ya que hay DISFUNCIONES del suelo pélvico que NO DAN SINTOMATOLOGÍA EN UN PRINCIPIO, pero a largo plazo, se observan los cambios: pérdida de orina, muy poca fuerza muscular en el periné, mucho dolor en las cicatrices,…

Por eso es vital una valoración del suelo pélvico con el fisioterapeuta tras el parto, además de realizar la *RECUPERACIÓN POSPARTO* (ejercicio terapéutico para musculatura abdominal y musculatura del suelo pélvico).

 

¿Sabías que según diferentes estudios, el 80 % de las mujeres sufren algún tipo de alteración después del parto?

En otros países vecinos, como es el caso de Francia, la seguridad social cubre a todas las mujeres que han dado a luz una rehabilitación perineal y abdominal, con un abordaje total de 10 sesiones de fisioterapia postparto.

Aquí no contamos con este tipo de cobertura, pero tienes a tu alcance a fisioterapeutas que abordamos el suelo pélvico, y que somos los encargados, junto a tu matrón/a y ginecólogo/a, de completar la RECUPERACIÓN POSTPARTO.

La valoración en la fase de recuperación posparto el fisioterapeuta la realiza a partir de los 40 días del parto, o 6 semanas, y no solo será del periné, sino de la musculatura abdominal, del control muscular que tienes en lumbar, en pelvis,…Tras dar a luz, aparecen muchas dudas en la pareja sobre cuándo deben acudir y dónde, y EN ESTE ARTÍCULO tratamos las preguntas más comunes.

Sabemos que solo el 18% de las mujeres de dan a luz acuden a revisión del suelo pélvico, pero luego a los meses tenemos en consulta pacientes con problemas que han aparecido a los meses de dar a luz: abdomen sin fuerza muscular o abdomen muy flojo, no sentir nada o sentir dolor durante las relaciones sexuales, pérdida de control de pelvis y de abdomen,..

FISIOTERAPIA Y VALORACIÓN POSTPARTO

Tras la anamnesis, a cada mujer se le diseñará un plan de recuperación posparto (técnicas manuales, ejercicio terapéutico intrínseco para el suelo pélvico, para la musculatura abdominal y para la pelvis, biofeedback, gimnasia abdominal hipopresiva, electroterapia, control motor abdominopélvico, método pelviperineal o método 5P…) individualizado con el tratamiento más adecuado para su necesidad y siempre precedido por una valoración inicial a todos los niveles: muscular (periné y abdominal), control motor, fuerza muscular,…

¡No te quedes con la duda, y hazte una valoración postparto!: ganarás en un futuro en cuanto a tu bienestar personal en aspectos que son primordiales para una buena calidad de vida (tener una buena continencia de orina, gases o heces; tener vida sexual plena, ausente de dolor; no tener prolapso de órganos pélvicos, teniendo que valorar la posibilidad de llegar a quirófano; tener una óptima faja abdominal para prevenir dolor lumbar,estreñimiento o malas digestiones; tener la posibilidad de afrontar más embarazos sin secuelas,..) y así, con lo que supone tener todo esto bien en nuestra vida, evitar limitaciones a la hora de hacer lo que más te gusta.

 

Consulta Fisioterapia María José Corrales. Teléf. 634 52 31 21

2019-01-21T09:48:17+00:00